"El ser humano es el ser creador por esencia y por excelencia" //Carlos Churba//. Libro: //La Creatividad//

LA ERA DEL
CAMBIO
Estamos inmersos en una aceleración histórica, enfrentados al cambio. El cambio asumió la forma actual: Acelerado, continuo, profundo, multisectorial. En un fenómeno omnipresente. Hay transformaciones sociales, religiosas además de tecnológicas. Sin duda vivir en nuestra época, caracterizada por la innovación y el cambio acelerado y continuo, requiere de actitudes, aptitudes, facultades y conocimientos específicos. La creatividad es el campo del saber que aporta los recursos aptos, apropiados para dirigir el cambio y para generar nuevos enfoques. El estímulo y desarrollo de la creatividad hace posible el despliegue creador del potencial que late en cada ser humano. En función de lo anterior hoy estamos arribando a lo que denomino:
LA ERA DE LA POTENCIACIÓN DE LA CREATIVIDAD HUMANA

DEFINIENDO LA CREATIVIDAD
Análisis etimológico
La palabra Creatividad deriva del latín "creare" que significa: engendrar, producir, crear. Está emparentada con la voz latina "crescere": crecer.
En el Génesis del Antiguo Testamento aparece la siguiente frase: "Dios creó al cielo y la Tierra de la nada". En este contexto, creación sería concebir desde la nada.
Por otra parte en el diccionario encontramos que crear "es producir algo que no existe".
Si partimos del criterio que el hombre, para crear siempre parte de algo anterior, existente, para ser consecuente con la etimología deberíamos pensar que el creador por antonamasia sería Dios. Una reflexión: No se podría hablar de Creación divina sin un hombre que la nombre. ¿Sería aventurado afirmar que sin el hombre no hay posibilidad de Creatividad?.
Pienso que el ser humano cuando crea, recrea, es decir, combina de manera nueva y original materiales, ideas, símbolos, colores, formas, sonidos, movimientos, conformando de este modo productos y significados que antes no existían.

Un poco de Historia
Todo el devenir de la humanidad estuvo signado, marcado, atravesado por su creatividad. J. L. Borges dijo alguna vez "Desde el principio conjetural de nuestros orígenes en el Génesis ya se hablaba de la creación del mundo por obra de Dios, considerado el creador por antonomasia".
Así es como desde los comienzos de la Humanidad se consideró la creación como atributo divino, que merced a la gracia de Dios, era entregado como "un don" solamente a ciertos seres humanos considerados por el resto como "elegidos".
Platón hablaba del artista como instrumento de la divinidad y Sócrates decía que el don se poseía por inspiración, era la divinidad la que movía al creador.


La paradoja de Definir lo Indefinible: "La Creatividad".
La paradoja es definir lo que por su propia esencia es difícil de definir ya que para algunos autores la Creatividad es impredecible, imprevisible e indecible es decir, inefable, lo que provoca una gran cantidad de definiciones válidas sobre el tema. Sabemos que toda definición tiene ventajas e inconvenientes. Ventaja: tener un código común para entender de que hablamos. Inconveniente: toda definición, rigidiza, estereotipa, cristaliza un significado. Hecha la salvedad, daré algunas definiciones personales de la Creatividad:

1) "Es la actitud y la aptitud para generar por un proceso creador nuevas ideas, para descubrir nuevos significados, para inventar nuevos productos, nuevos servicios, para encontrar nuevas conexiones, ya sea en el nivel individual o en el social".

2) La Creatividad es "Percibir, idear y expresar lo nuevo y valioso".





3)"Es el proceso que otorga a la persona que genera un nuevo producto en un ambiente dado, su calidad de creadora".

4) "Es decirle adiós a lo seguro-conocido, iniciar un "viaje-aventura" a la región de lo "aún no existente", coraje-pasión para atreverse a configurar el por-venir, alegre-celebrar de lo hallado-hollado, el difícil renunciar a la obra, volver a decirle adiós a lo seguro-conocido, inciar un viaje-aventura...".
Aclaro, la Creatividad es sobre todo proceso, se desarrolla en un tiempo, un espacio y en una relación "sujeto creador-objeto creador" que no puede ser entendida según la lógica tradicional.

Vivir la Creatividad
Más allá de definirla, de hablar sobre ella, la Creatividad merece ser vivida, invita a experimentarla, a que cada uno de nosotros la descubra, la desarrolle y la exprese.

La Creatividad para Todos
Fue necesario que se produjera un doble movimiento. El primero permitió superar el "obstáculo etimológico" que proponía pensar a la Creación como atributo divino, abriéndose así el camino a concebir al ser humano como posible creador.
Algunos hablan del hombre como animal racional, otros, como animal simbólico, para mí el hombre es: el "Ser Creador". La Creatividad está sin duda en su esencia y en estado potencial.
El segundo movimiento surge a partir de los desarrollos científicos.
Fue necesario llegar a los comienzos de nuestro siglo para que aparezcan los primeros estudios sobre la Imaginación Creadora y sobre el Proceso Creador por obra de Ribto, Th. en 1901. En 1950, da comienzo la denominada etapa científica del estudio de la Creatividad, siendo Guilford, J.P. con su conferencia "Creatividad", quien pone las bases fundamentales.
En la actualidad existe una enorme cantidad de estudios sobre el tema y se registran importantes avances en la comprensión de los distintos aspectos que lo conforman. Podemos entonces operar con más seguridad en la "Creatividad aplicada" en los diversos campos: Educación, empresa, salud, diseño y otros.
De manera que el doble movimiento permite arribar a nuestra conclusión central: Hoy la Creatividad no es un don divino, aunque todavía algo enigmática, es fundamentalmente una facultad, una potencialidad, que los seres humanos poseemos en distintos grados.

El Desarrollo de la Creatividad
El potencial creador puede ser inhibido o bloqueado en ambientes rígidos, burocráticos y dogmáticos o por el contrario puede ser estimulado, actualizado, desplegado, en un ambiente favorable. Para estimular la Creatividad he diseñado el: Modelo Integral Facilitador de la Creatividad "M.I.F.A.C."
¿Crear - Descrear?
Sabemos que se puede construir y destruir, se puede hacer y deshacer, pero lo que nos resultó notable es que lo creado no se puede descrear. Es posible destruir una obra, producto de un proceso creador, pero es imposible en cambio destruir el concepto o la idea creada. Los conceptos de construcción y destrucción pertenecen a una dimensión material (nivel inferior). Se puede desconocer algo que ha sido creado, y es posible pensar en el concepto de lo aún no creado, pero hay algo que parece imposible: Descrear lo creado.


El gráfico espiralado de la creatividad


Proponemos la figura del gráfico espiralado para reprsentar a los 4 parámetros que podemos encontrar en toda investigación, estudio o creación en las distintas disciplinas del hacer humano.

Grafico_Espiralado.JPGEl signo (?) simboliza tanto el enigma de la creatividad como el problema para resolver o el impulso que guiará al creador.
A partir de la incógnita para resolver tenemos la primera categoría, la PERSONA , que puede ser tanto una persona o un grupo creador.
A partir del problema para resolver o del impulso creador, una PERSONA va a desarrollar un PROCESO CREADOR (2º categoría) que va a dar lugar a un PRODUCTO, obra, objeto, respuesta, resultado (3º categoría). Todo esto se desenvuelva en un AMBIENTE determinado, físico y social (4º categoría).
Hasta aquí se cumplió un ciclo, pero retorno a la persona creadora para simbolizar que está en condiciones de comenzar con un nuevo proceso creador, seguramente desde un diferente punto de partida con relación al anterior.


¿Por qué?, porque el producto creado por la persona a su vez la recrea, la transforma, la enriquece y su ubicación es móvil, flexible, indeterminada.
Por lo tanto ubicamos en a la persona transformada luego de haber concreatado una creación y evaluado el proceso y resultado obtenido, lo que le permitirá comenzar una nueva creación incorporando lo aprendido.
Este es uno de los saltos cualitativos que produce la actividad creadora: la aparición de nuevas realidades que transforma simultáneamente la realidad establecida y a la persona que la crea.


CONCEPTUALIZANDO LA CREATIVIDAD
Es erróneo (a nuestro juicio) conceptualizar la creatividad con las categorías tradicionales de espacio y tiempo y con la relación sujeto-objeto. Proponemos las siguientes categorías:

Espacio de la creación
La creatividad tiene un espacio diferente al espacio de lo mental subjetivo y de lo social compartido por los demás. No es un espacio interior ni exterior, es un espacio "entre", es un espacio de encuentro.

Tiempo de creación
La creatividad tiene un tiempo propio, diferente al cronológico y al lógico. El tiempo de creación es aquí y ahora.

Proceso de creación
El modo de funcionamiento psíquico de la creatividad tiene analogía con el proceso terciario, pensado como un proceso relacional, con características del proceso primario y del proceso secundario.

El sujeto creador. El objeto creado
Es necesario conceptualizar la creatividad como un proceso. Hablar de proceso, implica desarrollo en el tiempo, la existencia de fases, de distintas etapas. Un sujeto deseante comienza el proceso en busca de un objeto aún no existente, desconocido. Buscará información, investigará, planteará preguntas, hasta que se produzca un acto de iluminación. Emerge una respuesta, una idea que hace visible el objeto buscado. La creación provoca la desaparición momentánea del yo. Se produce la transformación del estado de conciencia ordinaria. Encuentro fecundo entre Sujeto y Mundo.

El encuentro multicreador
Es lo que se produce cuando un sujeto deseante inicia un proceso en busca de algo nuevo y significativo.
Es un encuentro especial: es un encuentro múltiple en el cual intervienen cinco factores, que permiten dar cuenta de una creación, en forma sincrónica, simultanea.


Pentágono_Múltipleb.jpg


La quíntuple creación sincrónica
1. Un sujeto creador
2. El objeto creado (resultado del proceso)
3. El espacio de creación
4. El tiempo de creación
5. El proceso psíquico de creación.

El pentágono múltiple
Es un encuentro fecundo, pleno de consecuencias. Otorga existencia a una nueva idea, producto, obra, que transforma al sujeto deseante que inició el proceso en sujeto creador.

El encuentro multicreador, produce nuevos significados, nuevas percepciones, un nuevo estado de conciencia. No podemos pensar en un sujeto y un objeto por separado. Ambos nacen juntos, se constituyen mutuamente.


LA PERSONALIDAD CREADORA

Toda persona posee un potencial creador. Las personas que han actualizado su creatividad potencial son aquellas que calificamos como creadoras. Lo que no implica que lo sean en todo momento y en cualquier actividad.

Personalidad_Creadora.JPG
Características de personalidad

Según Barron: "Preferencia por la complejidad, personalidad psicodinámica más compleja, mayor autonomía e independencia en la formación de juicios, dominancia, ascendencia personal entre las personas, aceptación de sí, autoconocimiento".

Otros investigadores: Capacidad para correr riesgos, apertura frente a nuevas experiencias, capacidad para jugar con elementos y tolerancia a la ambigüedad.

En las personas creadoras, se forman conjuntos articulados de varias de dichas características, de acuerdo con su historia vital, su herencia, familia de origen, etc. Un creador siente como inevitable y necesario correr riesgos. Estar abierto a todo, a lo desconocido. Desarrollar la capacidad para jugar con ideas, permite innovar, proponer nuevos materiales, animarse a explorar estructuras nuevas, desconocidas.


Aptitudes
Son las habilidades significativas de las personas creadoras. Se basa en la obtención de nuevas informaciones. Divide el Pensamiento Convergente y el Pensamiento Divergente: éste último se caracteriza por la búsqueda de múltiples respuestas, alternativas para resolver un problema. Busca desde diferentes perspectivas, distintos enfoques, conocimientos posibles.

Aptitudes fundamentales del Pensamiento Divergente: La fluidez, la flexibilidad, la originalidad, la sensibilidad para detectar problemas, la capacidad de elaboración y de transformación.
- Fluidez: Es la capacidad de producción cuantitativa. Generar muchas ideas en poco tiempo, para resolver un problema o situación.
- Flexibilidad: capacidad de respuesta con una gran variedad de categorías, de enfoques diversos.
- Originalidad: producir asociaciones novedosas, atípicas, insólitas pero adecuadas, pertinentes para la resolución de un problema dado.

Motivación
¿Que lleva a una persona a crear?. ¿qué la motiva?
Un impulso innato a la creatividad. Las necesidades insatisfechas que son sublimadas.
El impulso a comunicarse con el entorno. Un impulso intelectual. La curiosidad. Un impulso hacia lo nuevo y el cambio.
La motivación para crear está relacionada con la profunda necesidad del ser humano de lograr su identidad de reconocerse, de recortar un sector de la realidad llamada objetiva y transformarla incorporando sus fantasías y sueños, otorgándole sentido a su existencia.

Actitudes
Designa la forma de reacción personal ante las ideas y situaciones del entorno. Se organiza a partir de los sentimientos, conocimientos y experiencias. La actitud es consciente.
Hay algunas actitudes que pueden ser perjudiciales: rigidez, crítica precoz, el conformismo, aferrarse a normas, dogmas, procedimientos fijos, etc.


ILUMINANDO EL PROCESO CREADOR
Tanto las personas, grupos y organizaciones se enfrentan cotidianamente con problemas. Los problemas cerrados, bien definidos (se utiliza el pensamiento convergente, dicho pensamiento se basa en la búsqueda de la mejor solución) y los problemas abiertos o mal definidos (no existen algoritmos, sus límites pueden variar durante su resolución).

Modelos heurísticos
Son útiles para reducir la casualidad, la cantidad de ensayos-errores, para sistematizar la libertad, propia de búsqueda creadora, para ensanchar el campo de lo posible.

Modelo de 7 fases del proceso creador de Carlos A. Churba
1. Incógnita para resolver: la percepción de la situación como una incógnita, como un problema, como un desafío, es la primera etapa del proceso creador que inicia una persona o grupo en busca de la solución que dé respuesta a dicha demanda. Percibido el problema se procede a su formulación lo más claramente posible, para así orientar mejor la tarea que sigue.

2. Información: debemos acopiar, contactar, recoger y asimilar una cantidad de importante y variada de información como materia prima, para disponer en las etapas que seguirán.

3. Incubación: lo inconsciente es aquello que no tiene acceso directo a la conciencia, por existir una fuerte represión, a diferencia del material preconsciente que es aquel que puede acceder a la conciencia por medio de la voluntad. Formaciones del inconsciente: sueños, actos fallidos, síntomas y lapsus. Para hacerse conscientes deberán transformarse, disfrazarse para poder superar así, el control interpuesto y llegar a la conciencia. Para acceder a los contenidos inconscientes se logra por medio de la hipnosis, asociación libre, meditación, relajación, etc. Existe un estímulo externo que funciona como activador del proceso de elaboración inconsciente, propio de la fase de incubación. Se produce en la aplicación EPI visual (Estimulación por imágenes visuales) un encuentro entre el proceso inconsciente y el factor desencadenante externo, este factor sirve para hallar ideas como puente entre la incubación y la iluminación.

4. Iluminación: momento en el cual una idea, una imagen emerge de pronto del inconsciente y nos aporta la ansiada, la esperada y posible solución del problema que nos ocupaba desde el comienzo.

5. Evaluación: hay que valorar la idea ahora. Cada disciplina, cada campo del saber, cada actividad humana no esta enmarcada por coordenadas que delimitan, que especifican las condiciones que toda nueva idea debe cumplir. En caso que la idea no satisfaga dichos criterios, se modificará si es posible. Si no lo es, reiniciar el proceso creador a partir de la fase 2 o 3 hasta encontrar una nueva idea. Si la idea cumple pasamos a la próxima fase.

6. Elaboración: Hay que plasmar la idea con todo detalle, en profundidad.

7. Estrategias de realización y de verificación: subdividimos en dos:

Estrategias de realización
Cuando una idea, un proyecto es muy original, muy innovador puede provocar resistencias para ser concretado. Miedo a lo desconocido, a lo nunca visto, dificultades de técnicas de ejecución, cambio de hábitos muy instalados en las personas, pautas culturales, no querer asumir riesgos, son algunos de los múltiples obstáculos que los creadores deben superar para ver realizada su idea. Es necesario llevar a cabo una planificación adecuada que garantice la realización.

Estrategias de verificación
"Feedback", la manera de perfeccionarnos depende de la información que obtengamos sobre lo que hemos hecho, comparalo con los objetivos que nos fijamos al inicio del proceso. Verificar su grado de cumplimiento los aspectos del proyecto que no se lograron, los aspectos no pensados que aparecieron, etc. La persona creadora al verificar lo realizado, incorpora valiosa información que le permite iniciar un nuevo ciclo de la espiral.


VALORANDO EL PRODUCTO DE LA CREACION
El producto, la obra, es el resultado del proceso creador que una persona o grupo llevan a cabo, concretan.

Criterios de valoración
1. Criterio diferencial: El objetivo es establecer una discriminación al juzgar un producto según se considere su creatividad:

a) A nivel Individual
b) A nivel socio-cultural

2. Criterio tipológico: productos creativos en dos niveles basándose en una jerarquía descriptiva:

a) Nivel superior: cuando se crea un nuevo complejo semántico, una nueva
unidad de significación.

b) Nivel inferior: cuando se modifica, adapta o se extiende un esquema o un
complejo semántico ya conocido.

3. Criterio Pragmático: deberá aportar una solución pertinente y creadora a un problema en las organizaciones, en lo educativo o en el diseño. La dificultad con la aplicación este criterio es evaluar a priori lo que puede o no ser exitoso a posteriori.

4. Criterio Prospectivo: consiste en trasladarnos por medio de la imaginación al futuro. Una vez allí diseñar los parámetros de evaluación pertinentes a ese nuevo escenario y valorar entonces desde el futuro imaginado el producto en cuestión.



AMBIENTANDO LA CREATIVIDAD
El hombre es un cuerpo en el espacio y alberga espacios en su cuerpo. Todo es movimiento en el espacio. El hombre crea símbolos, objetos y espacios, para sí mismo, para su goce estético, para su intercomunicación e interacción. El ser humano es un ser social en un contexto físico.


Clasificación del ambiente
1. Ambiente físico: son los espacios donde se pueden desarrollar las distintas actividades humanas.
2. Ambiente psicológico: el ser humano habita en los ambientes arquitectónicos, exteriores a él.
3. Ambiente social: se divide en dos niveles: el grupo y la organización.

Ver:
Creativizar la vida
Creálogo
Crealogar
Metacreatividad
Cocreatividad
Transcreatividad
Creabiografía
Crealogía
Si deseas hacer alguna consulta sobre aspectos conceptuales y/o prácicos sobre la creatividad puedes escribir a: carloschurba@gmail.com