Freud, Sigmund

220px-Sigmund_Freud_LIFE.jpg


Freiberg, 6 de mayo de 1856 - Londres, 23 de septiembre de 1939), más conocido como Sigmund Freud fue un médico y neurólogo austriaco, creador del psicoanálisis.
Comenzó su carrera interesándose por la hipnosis y su uso para tratar a enfermos mentales. Más tarde, aunque mantuvo en la terapia varios aspectos de esta técnica, reemplazó la hipnosis por la asociación libre y el análisis de los sueños, para desarrollar lo que, actualmente, se conoce como «la cura del habla». Todo esto se convirtió en punto de partida del psicoanálisis.
Freud se interesó especialmente en lo que entonces se llamaba histeria (hoy en día trastorno de conversión según el DSM-IV) y en la neurosis (actualmente esta clasificación fue descartada por la psiquiatría y aparece en la nosología psicoanalítica reclasificada bajo distintas denominaciones: afecciones psicosomáticas, neurosis y psicosis).
Las teorías de Sigmund Freud y el tratamiento que daba a sus pacientes causaron un gran revuelo en la Viena del s. XIX y el debate sobre las mismas continúa en la época actual. Sus ideas son a menudo discutidas y criticadas, y muchos consideran su obra como más bien perteneciente al campo del pensamiento y de la cultura en general. Además, existe un amplio debate sobre si el psicoanálisis y los tratamientos asociados a él pertenecen al ámbito de la ciencia.
Ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Sigmund_Freud


Freud y la Creatividad
Freud nos habla de la sublimación en relacion a la obra creadora.

(Según Erika Landau la base de todas las teorías psicoanalíticas sobre la creatividad es el concepto de Sublimación).

La sublimación para Freud es un proceso que consiste en el desvío de fuerzas instintivas sexuales, (lo que implica elementos energéticos, económicos y además dinámicos), y su orientación hacia un fin no sexual, sino por ejemplo a fines culturales y entre ellos la creación artística.

Este autor plantea la existencia de un "tiempo intermedio" que permitiría el pasaje de la actividad sexual a la actividad sublimada, lográndose así una salida del narcisismo.

“Los impulsos sexuales… son sublimados, es decir desviados de sus objetivos sexuales y dirigidos a metas socialmente más altas, que ya no son de índole sexual".

Este concepto incluye el desplazamiento de la libido, que permite al individuo la obtención de un placer que no surge con la satisfacción del impulso sexual primario, sino mediante su desplazamiento hacia operaciones espirituales superiores, el cual conduce a actividades científicas, artísticas, e ideológicas.

Ver:
La Creatividad en el Psicoanálisis: http://carloschurba.wikispaces.com/La+Creatividad+en+el+Psicoan%C3%A1lisis
La Creatividad en la Psicoterapia: http://carloschurba.wikispaces.com/La+creatividad+en+la+Psicoterapia
http://carloschurba.wikispaces.com/Pioneros%2C+investigadores+y+autores+sobre+Creatividad