LA FORMACION EN CREATIVIDAD
Lic. Carlos Churba.

El futuro de un país, de una organización, de un grupo, de una familia depende indudablemente de su capacidad para desarrollar, estimular, desplegar el potencial creador de sus integrantes.
La revolución en la educación pasa hoy por incorporar los conocimientos del campo de la creatividad en todos los niveles educativos.

FORMAR EN CREATIVIDAD A LOS FORMADORES.
La consigna guía de nuestro pensamiento es «Formar en creatividad a los formadores», para que éstos a su vez se conviertan en multiplicadores de la propuesta: »La creatividad para todos».
La creatividad es la única posibilidad de abrir nuevos caminos, de encontrar nuevas soluciones a los problemas, en un mundo totalmente cambiante, en el cual el avance tecnológico forma parte del escenario cotidiano.
El desafío es integrar la sensibilidad del alumno, con el profundo conocimiento de su interioridad a los saberes del campo informático (computadoras integradas en sistemas de redes).
Esta integración apunta a potenciar la inteligencia y la emoción junto a la inteligencia artificial y la tecnología de punta para el logro de la «Máxima creatividad al servicio de la vida humana».
Vencer el temor a lo nuevo, a lo desconocido, al cambio que produce todo lo innovador y creativo es una tarea permanente para los formadores.
En lugar del temor a las innovaciones tecnológicas debemos estar dispuestos con apertura a conocerlas y aplicarlas. Propongo pensar ¿Cómo podemos emplear estos adelantos para liberar la máxima capacidad imaginativa y creadora del hombre?
¿Cómo hacer realidad el preciado objetivo de una formación personalizada, que respete en cada alumno su propio ritmo, sus características de personalidad, su momento evolutivo, sus necesidades y sus deseos?
Sé que lograr hacer realidad, la formación en creatividad para todos, es un ideal. No soy ingenuo. Existen múltiples obstáculos para su concreción.
Pero es mi vocación y en esa apuesta estoy trabajando. Los logros obtenidos me alientan y animan en la continuidad de la propuesta.
Como ejemplo, en noviembre de 1994 tuve la satisfacción de presidir el comité ejecutivo del Encuentro Argentino de Creatividad organizado por el Centro Argentino para el Desarrollo de la Creatividad «ARGENCREA».
Cuando se lanzó la convocatoria me encontré con la generosa colaboración de una enorme cantidad de personas interesadas en la Creatividad procedente de las más diversas disciplinas.
Fue realmente un «encuentro», un encuentro con la Creatividad y con personas de los más diversos lugares del país.
Fue una pequeña muestra de la posibilidad de concretar sueños cuando se pone empeño, decisión y mucho trabajo.
Debemos continuar. Se imaginan lo valioso, lo magnífico que seria poner la formación en Creatividad al alcance de millones de Argentinos.
Contar con millones de Argentinos Creadores. Creadores de posibilidades múltiples, creadores de nuevas fuentes de trabajo Creadores de nuevas fuentes de riqueza, en los más variados campos, disciplinas y quehaceres.
En una oportunidad tuve un ensueño. Lo voy a compartir con el lector. Me imaginaba la enorme geografía argentina iluminándose gradualmente con la energía que brinda la Creatividad.
A su vez y en cadena se iban iluminando otras regiones de Latinoamérica.
Para convertir dicho ensueño en una visión que impulse su realización, considero que uno de los factores principales será incorporar la Creatividad como materia en todos los niveles del sistema educativo de nuestro país y del resto de América.
El primer paso para instrumentarlo será desarrollar la creatividad en los educadores.
Para concretar la formación en creatividad he diseñado el M.I.F.A.C. Modelo Integral Facilitador de la Creatividad

Ver: http://carloschurba.wikispaces.com/Cursos