ILUMINANDO EL PROCESO CREADOR
Tanto las personas, grupos y organizaciones se enfrentan cotidianamente con problemas. Los problemas cerrados, bien definidos (se utiliza el pensamiento convergente, dicho pensamiento se basa en la búsqueda de la mejor solución) y los problemas abiertos o mal definidos (no existen algoritmos, sus límites pueden variar durante su resolución).

Modelos heurísticos
Son útiles para reducir la casualidad, la cantidad de ensayos-errores, para sistematizar la libertad, propia de búsqueda creadora, para ensanchar el campo de lo posible.

Modelo de 7 fases del proceso creador de Carlos A. Churba



Diapositiva1.JPG
Diapositiva2.JPG





1. Incógnita para resolver: la percepción de la situación como una incógnita, como un problema, como un desafío, es la primera etapa del proceso creador que inicia una persona o grupo en busca de la solución que dé respuesta a dicha demanda. Percibido el problema se procede a su formulación lo más claramente posible, para así orientar mejor la tarea que sigue.

2. Información: debemos acopiar, contactar, recoger y asimilar una cantidad de importante y variada de información como materia prima, para disponer en las etapas que seguirán.

3. Incubación: lo inconsciente es aquello que no tiene acceso directo a la conciencia, por existir una fuerte represión, a diferencia del material preconsciente que es aquel que puede acceder a la conciencia por medio de la voluntad. Formaciones del inconsciente: sueños, actos fallidos, síntomas y lapsus. Para hacerse conscientes deberán transformarse, disfrazarse para poder superar así, el control interpuesto y llegar a la conciencia. Para acceder a los contenidos inconscientes se logra por medio de la hipnosis, asociación libre, meditación, relajación, etc. Existe un estímulo externo que funciona como activador del proceso de elaboración inconsciente, propio de la fase de incubación. Se produce en la aplicación EPI visual (Estimulación por imágenes visuales) un encuentro entre el proceso inconsciente y el factor desencadenante externo, este factor sirve para hallar ideas como puente entre la incubación y la iluminación.

4. Iluminación: momento en el cual una idea, una imagen emerge de pronto del inconsciente y nos aporta la ansiada, la esperada y posible solución del problema que nos ocupaba desde el comienzo.

5. Evaluación: hay que valorar la idea ahora. Cada disciplina, cada campo del saber, cada actividad humana no esta enmarcada por coordenadas que delimitan, que especifican las condiciones que toda nueva idea debe cumplir. En caso que la idea no satisfaga dichos criterios, se modificará si es posible. Si no lo es, reiniciar el proceso creador a partir de la fase 2 o 3 hasta encontrar una nueva idea. Si la idea cumple pasamos a la próxima fase.

6. Elaboración: Hay que plasmar la idea con todo detalle, en profundidad.

7. Estrategias de realización y de verificación: subdividimos en dos:

7.1. Estrategias de realización
Cuando una idea, un proyecto es muy original, muy innovador puede provocar resistencias para ser concretado. Miedo a lo desconocido, a lo nunca visto, dificultades de técnicas de ejecución, cambio de hábitos muy instalados en las personas, pautas culturales, no querer asumir riesgos, son algunos de los múltiples obstáculos que los creadores deben superar para ver realizada su idea. Es necesario llevar a cabo una planificación adecuada que garantice la realización.

7.2. Estrategias de verificación
"Feedback", la manera de perfeccionarnos depende de la información que obtengamos sobre lo que hemos hecho, comparalo con los objetivos que nos fijamos al inicio del proceso. Verificar su grado de cumplimiento los aspectos del proyecto que no se lograron, los aspectos no pensados que aparecieron, etc. La persona creadora al verificar lo realizado, incorpora valiosa información que le permite iniciar un nuevo ciclo de la espiral.